Padres fueron capturados por el homicidio de su hija recién nacida

Padres fueron capturados por el homicidio de su hija recién nacida

Ambos fueron detenidos mediante orden judicial por el Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía y la Sijín de la Policía

La Fiscalía imputó el delito de homicidio agravado a una pareja de esposos, al contar con suficientes elementos con vocación de prueba y evidencia física para inferir que fueron los autores materiales del homicidio de su hija de tan solo unas horas de nacida en abril del año pasado al asfixiarla, en hechos ocurridos en un conjunto residencial del barrio El Salado de Ibagué (Tolima).

El día de los hechos las autoridades atendieron el llamado del vigilante del lugar, quien aseguraba que en el punto donde son dejadas las basuras por los residentes, se encontraba al parecer, el cuerpo de un bebé recién nacido dentro de una bolsa plástica.

Según las informaciones recopiladas a través de entrevistas y labores de vecindario realizadas por los uniformados que atendieron el caso, el cuerpo fue hallado inicialmente por Edwin Alexis Rubiano Rubio, un residente de uno de los apartamentos ubicado en la torre 3 del conjunto ubicado exactamente en la carrera 8° con calle 5.

Según él, llegó el 16 de abril con su esposa, Natalia Lozano Tautiva y sus dos hijas de 9 años y 23 meses respectivamente, de un paseo en el que estuvieron por cerca de 4 días en un municipio de Cundinamarca, y al entrar al apartamento sintieron un olor nauseabundo que lo relacionaron de inmediato con una leche que se había descompuesto por haberla dejado afuera de la nevera.

Al día siguiente el olor persistió por lo que empezó a buscar de dónde provenía y fue así como llegó hasta la habitación de su hija y descubrió supuestamente sobre el clóset, una bolsa, y al abrirla se percató que había un bebé en estado de descomposición envuelto en una blusa de mujer y una toalla higiénica con sangre, por lo que la sacó a la basura e informó al vigilante del conjunto.

Ambos aseguraron que no se violentó la puerta de su casa como para suponer que alguien abandonó allí el cuerpo, mucho menos que la procesada hubiera estado embarazada, negando así que fuera su bebé.
Gracias al dictamen pericial de Medicina Legal se logró comprobar que las muestras de sangre halladas en la blusa y la toalla higiénica que estaban en la bolsa con el pequeño cadáver, correspondían al ADN de Natalia.

La necropsia igualmente arrojó que la niña que tenía entre 38 a 40 semanas había nacido viva, y que la causa de muerte fue por asfixia mecánica provocada por la obstrucción en sus vías respiratorias al igual que se le halló un hematoma en el paladar duro, lo que significa que le taparon su nariz e introdujeron al tiempo algo en su boca para evitar que respirara.

A esta hora se define la medida de aseguramiento en su contra, que la fiscalía seccional adscrita a la unidad de vida de la Seccional Tolima que lleva el caso, solicitó fuera en centro de reclusión debido a la peligrosidad que representan para la sociedad, especialmente para su nueva hija quien tiene algunos meses de nacida, y que no descarta el ente acusador que pudiera estar en peligro, teniendo en cuenta lo sucedido con su hermana

Equipo de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Instagram