‘Cortico’ el mejor amigo de los policías del Líbano

Cuando los uniformados que hacían y hacen parte de la estación de Policía de Líbano salvaron la vida de un perro hace más de cuatro años, jamás se imaginaron que este se convertiría en su habitual compañero de patrulla.

Hace aproximadamente cuatro años y medio, un grupo de Restitución de Tierras de la Policía Nacional, adscrito al departamento de Policía Tolima, se encontraba prestando apoyo en el municipio de Villahermosa, allí se encontraron con un llamado de auxilio inusual para los uniformados.

Se trataba de un peludito de raza criolla el cual era conocido en la población como ‘Nuches’, debido a la cantidad de granos que tenía en todo su cuerpo, este animalito con signos de deshidratación y desnutrición empezó a seguir a nuestros uniformados los cuales al comienzo pensaron que los acompañaría solo por un rato, sin embargo este canino los siguió por días y días, logrando que los uniformados diariamente lo alimentaran e hidrataran.

Cuando nuestro grupo de Policía regresó al municipio del Líbano, ‘Nuches’ se fue con ellos; aunque a nuestros uniformados les pareció extraño al comienzo y pensaron que a cualquier momento se devolvería, la sorpresa fue que llegó con ellos hasta este municipio, tanto fue el cariño y agradecimiento que sintió este animalito por los Policiales que se quedó con ellos en la estación de Policía.

Al ver esto, los uniformados decidieron hacerle curación a las heridas que tenía en su cuerpo debido a los granos y desnutrición, de esta manera con la colaboración de cada uno de los Policías, ‘Nuches’ fue llevado al veterinario y con los cuidados que a diario le brindaron en la estación, sus heridas sanaron por completo y su aspecto físico cambio.

Razón por la cual decidieron cambiarle el nombre, siendo llamado actualmente como ‘Cortico’ logrando que el animalito responda al llamado batiendo la cola y acercándose a quien lo llama.

Unas de sus funciones más relevantes es la de ser el guardián que brinda la seguridad a la entrada de las instalaciones policiales, ladrando desesperadamente y sin lograr que haga silencio hasta que los uniformados no lo suban a los camiones o camionetas para salir a patrullar y recorrer junto a los Policías las veredas y barrios, apoyándolos en las patrullas.

‘Cortico’ acompaña a nuestros policías cuando de efectuar labores nocturnas se trata, realizando con ellos actividades como cierre de establecimientos, puestos de control e identificación y registro a persona o vehículos.

Apoya las labores comunitarias, y es normal verlo ladrar para que lo monten a las patrullas, sin embargo, hay una actividad que no dejan hacer a ‘Cortico’, y es salir a correr detrás de las motos de los policías por el peligro que ello conlleva, por eso el guardia de turno debe llamarlo o silbarle en varias oportunidades para que se devuelva a la estación.

De esta manera ‘Cortico’ se ha ganado el cariño de los uniformados de Líbano, tanto así que lo consideran un compañero más en la labor de ser Policía.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *